SALA DE PRENSA

Fuertes críticas al Gobierno de Chivite por su Ley de Cambio Climático: «Poco ambiciosa»

El sindicato ELA ha afirmado que la Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética aprobada por unanimidad en el Parlamento de Navarra es «poco ambiciosa», además de cuestionar el compromiso del Gobierno foral con el medioambiente «mientras sigue apostando por el TAV».

En un comunicado, desde el sindicato han subrayado que los «avances» introducidos por la ley resultan «insuficientes para hacer frente al actual modelo insostenible de crecimiento» y que la norma «no recoge ninguna medida fiscal concreta que contribuya a combatir el cambio climático».

Según ELA, la ley «no sirve para cambiar el modelo que genera el cambio climático ni para hacer frente a los daños que va a causar». «No será suficiente para llevar a cabo la transición ecológica que necesitan la sociedad y el planeta», han manifestado.

Concretamente, desde el sindicato han explicado que esta Ley Foral contiene «algunos avances» pero que resultan «insuficientes»: se hace referencia a los objetivos de reducción de emisiones y su obligatoriedad «pero no se marcan medidas concretas»; se potencia la generación de renovables con participación local «pero no se concreta solución alguna para combatir la instalación de grandes parques eólicos y fotovoltaicos»; y se crea la Asamblea Ciudadana para el Cambio Climático, «pero únicamente se le otorga un carácter consultivo».

Asimismo, han considerado que la ley «no cuestiona ni plantea cambios en el modelo insostenible basado en un crecimiento desmesurado y las políticas que se hacen sin tener en cuenta los límites del planeta, como son el TAV, el Palacio de Aroztegia, el Canal de Navarra, las macrogranjas o la Minas Muga». «Ni siquiera establece obligaciones de objetivos y acciones para la reducción de los gases de efecto invernadero que originan el cambio climático», han añadido.

En cuanto a la fiscalidad ambiental o fiscalidad verde, «más allá de la propaganda, el único compromiso es que el Gobierno de Navarra debe presentar uno o varios proyectos de ley en un plazo de 2 años, sin ni siquiera determinar las medidas que deban recoger estos proyectos».

Por todo ello, ELA ha subrayado que «esta ley foral no va a ayudar a frenar el cambio climático, pero sí contribuye a maquillar la acción medioambientalmente insostenible del Gobierno de Navarra».

Entre las propuestas del sindicato para una transición ecológica, destacan la relocalización de la economía y la transformación de los sectores más contaminantes, así como una transición energética justa, la que necesita la sociedad y el planeta. «Hay alternativas para cambiar el modelo de desarrollo injusto que tenemos», han asegurado.

Fuente: El Español